quien soy Mi carrera laboral
Trabajos en TV contacto
 

OTRO DISPARO AL "POCHO" (Mayo de 2011)
Dos veces siento, historias en 200 palabras

Acaban de liberar al asesino del “Ángel de la Bicicleta”.

A Claudio Lepratti lo mataron en Rosario, el 19 de diciembre de 2001. Tenia 38 años, trabajaba en el comedor de una escuela. Ese día, en medio de incidentes, la policía llega al lugar. “Bajen las armas, que aquí solo hay pibes comiendo”, canta León Gieco, recordando la frase que grita el “Pocho”. Las últimas palabras de Lepratti fueron menos poéticas: “Dejen de tirar, hijos de puta, acá hay chicos”.

Estéban Velázquez no le hizo caso. El uniformado salió del patrullero, apuntó a Claudio y disparó. La bala le entró a Lepratti por la garganta.

La justicia condenó al autor material del crimen a 14 años de cárcel. Cumplió dos tercios de esa pena, y ahora tiene un puesto de panchos y hamburguesas en una plaza de Arroyo Seco.

Otros cinco efectivos fueron sobreseídos. Estaban acusados de encubrimiento. Se alteró el libro de guardia del 19/12 y se hicieron disparos sobre el patrullero, para fingir un tiroteo y argumentar “legítima defensa”.

Ni Carlos Reuteman, entonces gobernador provincial, ni la cúpula policial santafesina fueron siquiera citados a declarar por el crimen.

“Voy a cubrir tu lucha más que con flores”. (LG)