quien soy Mi carrera laboral
Trabajos en TV contacto
 

EL MIEDO NO ES ZONZO (Noviembre de 2011)
El dólar, especulaciones y certezas en los medios.

Estamos verdes. Nos falta madurar y reforzar un ejercicio clave: eso que leemos, vemos o escuchamos como “la verdad”, ¿realmente ocurre? Martes 8 de octubre de 2011. El título de un diario habla de las (sic) trabas en la venta de casas por los controles al dólar.

Entrevistados varios representantes del sector inmobiliario, uno de ellos explica que lo que provoca esta situación es (sic, y resaltado en negrita en el artículo) la sensación reforzada de escasez de dólares. Regresa el factor emocional como elemento de juicio: la sensación se convierte en una afirmación. De cómo ese pálpito después se concreta o no, pocas veces se habla.

Pero ocurre que el mismo artículo que habla de (sic) trabas en la venta de casas por controles al dólar, asegura en su séptimo párrafo que (sic) quienes disponen de créditos hipotecarios en pesos para comprar, hasta ahora pudieron hacerse de los dólares por el mismo monto otorgado en el préstamo.

La nota periodística cita una encuesta entre el sector inmobiliario, donde el 86% cree que los controles terminarán afectando a la actividad. El pronóstico es relativizado en el mismo reporte, cuando publica la experiencia de una inmobiliaria que tuvo un 2% de operaciones postergadas.

Nadie puede saber, sí especular, que pasará a futuro. Pero la especulación no es noticia. Y, en caso de plantearse como tal, debiera tener, en espacio similar, la aclaración sobre si, finalmente, eso que se decía que iba pasar, pasó o no. El propio artículo reproduce un texto esclarecedor:”hay más incertidumbre sobre lo que puede pasar que lo que realmente está pasando”. Es decir (lo reconoce el propio diario) la incertidumbre se basa en la especulación y no en datos concretos.

No queda muy fundamentado en el artículo cuántas trabas hay y realmente a cuántas personas afectan. La nota sí arriesga la causa del asunto, al afirmar que (sic) el temor produce que las decisiones se posterguen.

¿No era que los controles trababan las operaciones? Eso decía el título, en una nota que afirma que es “el temor” lo que provoca trastornos. ¿Los controles o el miedo? ¿O ambas cosas? ¿O ninguna? ¿El 86% de la encuesta o el 2% de cancelaciones? ¿No hay dólares o hay para cancelar créditos hipotecarios? Seguimos estando verdes. Y pensando en verde. Verde también es la esperanza. Esperanza de que maduremos en nuestra forma de recibir el amplísimo cosmos de “la noticia”.