quien soy Mi carrera laboral
Trabajos en TV contacto
 

A LA CÁRCEL CON MORIA (Agosto de 2012)
La señora de los ojos vendados, ciega.

Dos robos y un abismo entre ellos.

El último, la semana pasada, en Paraguay, de un collar valuado U$S 85.000, unos –oficialmente hablando- $ 400.000. El primero, en noviembre de 2010, en La Plata, de una botella de vino, valuada en S 7.

El último, involucra a Moria Casan. El primero, a dos chicos de 16 años.

El 6 de marzo de 2009, el diario La Nación publicaba la opinión de Moria Casan a propósito del crimen del maquillador de Susana Giménez, ocurrido días antes. Susana había dicho “El que mata tiene que morir”, Moria agregó “"la pena de muerte sería muy liviana porque te los sacás de encima". (A nadie le importó que el asesinato del maquillador no había sido un episodio de inseguridad sino una vendetta de un taxi boy que la víctima había contratado).

En el año 2004, Moria decía: “A los pobres ni los registro, me subo a mi auto importado con vidrios polarizados y me abstraigo de todo".

Sí a Moria Casa se la hubiera juzgado desde el prejuicio mediático con que se condena a las víctimas sin glamour, a esa anónima mayoría de gente postergada, que no pertenece a las clases altas, hoy la actriz estaría presa o, según sus propias palabras, chamuscada por una descarga de 220 voltios. Pero la “señora de la escena” coquetea en la televisión y nadie hace una pueblada al respecto.

Los dos chicos de La Plata no tuvieron tanta suerte. Robaron de un supermercado una botella de vino. La policía bonaerense asegura que estaban armados, pero eso no se probó en la causa. Pasaron seis meses detenidos. Si los días tras las rejas se aplicaran al costo del bien robado, podría afirmarse que en cada jornada de reclusión los jóvenes devolvieron $ 0,038. ¿Le aplicarán esa regla a Moria? Si es considerada culpable y la Justicia la trata como a los ladrones del supermercado, la diva tendría que ir a la cárcel 10.526.315 días, unos 29 mil años. Para tanto tiempo, no hay botox que aguante.

(Aclaración: el episodio de La Plata y Casán fue vinculado, bajo su perspectiva, por el periodista de Página 12 Horacio Cecchi en la edición del 8-8-12. Tomé ese análisis y me permití el mío.)